Las causas de la tos.

Las infecciones virales y bacterianas son las causas más comunes de la tos y el catarro.
La inflamación que producen los gérmenes en las vías aéreas se suele acompañar de dolor, debilidad corporal, pérdida del apetito, somnolencia, fatiga y en ocasiones, accesos de fiebre, los síntomas son muy similares sea cual sea el germen y habitualmente no permiten distinguir si el agente infeccioso es un virus o uno bacteria.
El humo del cigarrillo, algunos medicamentos y la contaminación del aire ambiental son otros factores irritativos que pueden causar tos.
También por infecciones en el aparato digestivo y/o el reflujo de los jugos gástricos producen la irritación del esófago. Además de tos, cuando hay reflujos existe acidez, gran cantidad de eructos o dolores en la entrada del estómago.
Y por último, las causas nerviosas. Tics nerviosos.

Diferentes tipos de tos.

Hay diferentes tipos de tos, y no todas son preocupantes o motivo de tratamiento.
***Tos seca o no productiva: no produce expectoración.
***Tos productiva: la que produce expectoración.
***Tos seca falsa: no se consigue expectorar y se produce la deglución de la mucosidad (se da sobre todo en mujeres y niños).
***Tos crónica o aguda: más de tres semanas de duración. Cuando la tos es más o menos permanente, tiende a perpetuarse porque la expulsión violenta del aire irrita la tráquea y la laringe. La tos crónica puede ser por una enfermedad latente que supera los mecanismos de defensa.
***Tos psicógena (tics): todos conocemos a personas que tienen la costumbre de toser antes de hablar, y cuando están muy nerviosas (tos psicosomática).

Para leer más http://www.farmaceuticonline.com/cast/familia/familia_tos_c.html