Cataplasma de malva.


Este es un remedio casero y natural que puedes utilizar en bebés y niños (también en adultos) para aliviar las toses provocadas por resfriados fuertes y molestos.

Se debe preparar una infusión con malva y luego se humedece un paño , mientras aun está caliente, con esta preparación y a modo de cataplasma se aplica sobre el pecho y cuello del bebé.

El calor y las propiedades y el aroma de la malva conseguirá una relajación de la zona irritada: bronquios, garganta y pulmones.

Este remedio también puede ser bebido en forma de infusión o tisana, podemos combatir fácilmente la tos y la bronquitis tomando tres tazas por día. Añadir un poco de miel para endulzar la preparación.

Baños de vapor para tos seca.


Una forma de aliviar los malestares producidos por la tos seca es la posibilidad de poder extraer la secreciones de las mucosas que se depositan en nuestro aparato respiratorio. Inspirar vahos es un remedio casero y natural muy efectivo y eficaz, para mayores y también para niños, ya que es totalmente inofensivo.
En fin, después de tanta tos seca, si al menos podemos expulsar la flema será todo un logro. Puedes preparar inspiraciones de hiervabuena o menta, eucalipto y/o limón para tal fin.
Pon a hervir en agua varias hojas o ramas de eucalipto o menta con el zumo de un limón.
Cubre tu cabeza con una toalla e inspira los vapores que emanan profundamente. Verás como la tos se alivia y tus pulmones respirarán de mejor manera.
Con este remedio verás como enseguida te notarás mejor.