Cataplasma de malva.


Este es un remedio casero y natural que puedes utilizar en bebés y niños (también en adultos) para aliviar las toses provocadas por resfriados fuertes y molestos.

Se debe preparar una infusión con malva y luego se humedece un paño , mientras aun está caliente, con esta preparación y a modo de cataplasma se aplica sobre el pecho y cuello del bebé.

El calor y las propiedades y el aroma de la malva conseguirá una relajación de la zona irritada: bronquios, garganta y pulmones.

Este remedio también puede ser bebido en forma de infusión o tisana, podemos combatir fácilmente la tos y la bronquitis tomando tres tazas por día. Añadir un poco de miel para endulzar la preparación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario