Remedio casero y natural para la tos: El ajo.

La tos se produce principalmente con motivo de intentar expulsar mucosidades alojadas en nuestros pulmones. Cuando la tos es persistente y no se puede expulsar las flemas nuestras vías respiratorias se irritan más y cada vez que tosemos nos duele más y más.

Una forma natural y casera para expulsar las flemas es utilizar el ajo. El ajo tiene un sinfin, de propiedades pero la que nos interesan en este caso son:

- La capacidad de abrir los bronquios y facilitando así la expulsión de mucosidades.
- Tiene un efecto descongestionante poderoso.
- Efecto antimicrobiano y desinfectante.

El remedio natural y casero que proponemos es el siguiente:

Debes machacar varios dientes de ajo, dejándolos macerar toda la noche con un poco de aceite de oliva y tomillo.
A la mañana siguiente, en ayunas, consume una cucharada de este preparado y verás como la tos afloja.

Otro remedio utilizando ajo: PINCHA.