Remedio casero y natural para la tos: El laurel.

Conocido desde hace siglos por su aroma y sus propiedades, el laurel fue en la antiguedad una planta casi mágica que se consagró a los dioses de la antigua Roma.
El laurel, mejor dicho las hojas, son de una planta que tiene entre sus propiedades, unas específicas para la tos que serán de gran utilidad para extraer las mucosidades y ir eliminando la tos.




Expectorantes, Antiinflamatorio, Antiespasmódica.

Además de otras propiedades como reumáticas, otras que facilitan la digestión o estimula el apetito.

Para sacar el máximo provecho al laurel puedes tomarlo con infusión o como baños de vapor con agua caliente. Inhalando los vapores y tapando la cabeza con una toalla. En seguida notarás como puedes extraer mucosidades alojadas entre los bronquios y un ligero alivio al desinflamarse los conductos respiratorios.

El laurel te ayudará a combatir las enfermedades de pecho y tos, seca o de perro, productiva o inproductiva.