Jarabe de rábano.

Aunque no sea tan popular como la cebolla o el ajo, el rábano es una de las plantas que más propiedades curativas tiene para la salud y que se ha utilizado desde la antigüedad: Los egipcios obligaban a comer rábanos a sus esclavos para que no se pusieran enfermos.

El rábano posee propiedades anti-bacteriales, diuréticas, astringentes y digestivas, además contiene pectina y vitamina C; así que podemos hacer un jarabe de rábano para eliminar la tos. Un remedio casero, natural, efectivo y económico, que lo haremos más efectivo si añadimos miel y limón.

Ingredientes:

10 rábanos
2 limones
2 cucharadas de miel

Preparación.

Para preparar el jarabe, tenemos que licuar 10 rábanos en una taza de jugo de limón y 1/2 taza de agua. Cuele y agregue las 2 cucharadas de miel. Hierva a fuego lento una media hora, y ya esta.

Uso:

Tomar 3 veces repartiéndolas a lo largo de día.

Semillas de linaza.

Este es un remedio casero y natural que te va ayudar a que desaparezca la tos. Para preparar este remedio para la tos lo único que necesitamos son semillas de linaza.

Y es que las semillas de linaza son útiles en el tratamiento de las enfermedades respiratorias, además de ser un recurso útil para los resfriados, la tos, y las molestias en el pecho.

PREPARACIÓN.

Pon a hervir en una taza de agua 2 o 3 cucharadas de semillas de linaza hasta que el agua tenga un aspecto gelatinoso. Cuela la preparación y agregas zumo de limón y un poco de miel. Puedes tomar una cucharada de este jarabe casero cuando lo necesites.