Remedio casero para la tos: tomillo y flor de saúco.

Este es un remedio casero y natural para los casos de tos ferina y la tos improductiva. Para realizar este remedio utilizaremos las propiedades y beneficios de dos plantas bastante conocidas: el tomillo y la flor de saúco.

El tomillo- Un mucolítico que se utiliza para procesos catarrales, para la tos ferina, es expectorante y alivia los espasmos causados por la tos.

La flor de saúco- Descongestiona las vías respiratorias, y alivia y calma la irritación de garganta y demás partes del sistema respiratorio.

Estas dos plantas te van a ayudar a aliviar la tos de una forma rápida y eficaz, y puedes tomarlo de dos formas:

1º- En infusión, que es la mejor forma. Si no te gusta el sabor (que puede ser) puedes ponerle miel o propoleo.
2º- Haciendo vahos. En un recipiente ancho con agua muy caliente donde se echan las hojas. Te tapas con una toalla e inspiras. También es una muy buena forma sobretodo para tos improductiva.

Jarabe de dátiles.


Por lo menos una vez al año, a casi todo el mundo nos ataca un catarro bronquial. Se nos pone una tos seca y dura, y necesitamos un jarabe para ablandarla; aquí tenemos uno sin necesidad de ir a la farmacia.

Ingredientes
6 dátiles
½ l de leche

PreparaciónAbrir los dátiles y ponerlos a hervir en la leche durante 25 minutos, a fuego lento.

Uso
Tres tazas al día.

Ciruelas para la tos.

Como hemos dicho algunas veces, la tos no es el mal en sí, la tos es el resultado de una infección o debilidad de nuestro cuerpo. Es la forma que tiene nuestro cuerpo de protegerse y evitar que entren nuevas bacterias o virus y poder combatir las infecciones interiores.

Por tanto, que desaparezca la tos únicamente, no va aliviar el problema. Para que desaparezca la tos de manera correcta y que no vuelva a aparecer, debemos por una parte combatir la infección y por otra eliminar las mucosidades alojadas en nuestros pulmones.

Un aliado para lograr esto puede ser la ciruela.

Las ciruelas tienen un efecto beneficioso sobre el aparato respiratorio. Comer ciruelas ayudan a combatir la tos, favorece la secreción de mucosidades acumuladas y calman y sedan las vías respiratorias. Por eso es ideal para las bronquitis.