Manzana con miel


Este es un remedio que se utiliza desde hace muchos de años y que calma la tos al instante. La manzana junto con la miel, son dos ingredientes que eliminan y combaten la irritación de garganta producida por mucosidades e infecciones de la parte alta de las vías respiratorias.

Para preparar el remedio se deben pelar dos manzanas y se cortan en rodajas más bien finas. Se colocan en un platito y se pone miel por encima. Se deja macerar 12 horas. Por ejemplo, puedes ponerla antes de acostarte y ya lo tienes preparado por la mañana.

Se debe comer un poco cada vez que tengamos un ataque de tos, tos ferina. Viene muy bien para aquellas toses que nos irritan la garganta. Por eso, también funciona para cuando queremos hablar en público y queremos una voz clara y que suene limpia.

Jarabe de patata para la tos.


En otro remedio, vimos que utilizamos la patata como cataplasma para combatir la tos y la garganta irritada, ENLACE. Ahora, vamos a utilizar la patata para preparar un remedio casero, natural y efectivo.

Este remedio es un sencillo remedio natural. Por eso, y en principio, pueden tomarlo todo el mundo, personas mayores y niños. Únicamente no debe tomarse aquellas personas que tengan el niveles altos de azúcar o estén afectados de diabetes, ya que vamos a utilizar azúcar (blaco o moreno) como ingrediente básico junto con la patata.

En un plato llano, cortamos en tiras una patata blanca y que habremos lavado bien anteriormente, las cortadas deben ser redondas. Se coloca en los bordes del plato para que vaya cayendo el zumo al centro. Una vez colocadas las rodajas, añadimos el azúcar espolvoreando sobre las patatas y muy poco en el centro del plato. Como ya hemos dicho, puede ser azúcar blanco, pero es mejor el moreno.

El jugo resultante, el zumo de la patata, es el jarabe en sí, y aliviará la irritación de la garganta y de las vías respiratorias en general.

Una planta expectorante: el Verbasco.

El Verbasco, que recibe otros nombres como Mulleins o Gran Común, ha sido objeto de estudio y los resultados han sido publicados por la web Drugs.com. Y afirma que el Verbasco es una hierba que posee una gran capacidad expectorante y fuertes propiedades supresoras de la tos, por lo tanto es muy eficaz en el tratamiento de la tos crónica, así como para el dolor de garganta o cuando esta está irritada.

Se suele consumir en forma de infusión para tratar la tos crónica. Si puedes conseguir bolsitas del té de esta planta medicinal, puedes prepararte fácilmente una infusión.

Sino, puedes preparar una infusión echando una cucharadita de hojas secas de Verbasco a un recipiente con medio litro de agua hirviendo y dejar durante al menos 10 minutos. Cuele después el preparado y deje enfriar. Puedes endulzar con un poco de miel de azahar o de tomillo.
Debes tomar este remedio entre 2 o 3 veces al día para sentir su beneficio. 

Vahos de oréganos y eucalipto... para fumadores.

Los fumadores son los más propensos a sufrir ataque de tos a causa de la irritación de las vías respiratorias y de la acumulación de sustancias tóxicas como alquitranes y venenos acumulados entre nuestros pulmones.  Es muy normal que cuando un fumador esté tumbado, suele toser más frecuentemente que si se encuentra en posición vertical. Es porque es más fácil para nuestro cuerpo expulsar lo tóxicos.
Así que para ayudar a nuestro cuerpo a eliminar las sustancias tóxicas y mucosidades, podemos hacer este remedio casero a base de respiraciones de vapor.

Ingredientes:
Un puñado de orégano (mínimo 24 gr).
Un puñado de hojas de eucalipto  ( mínimo 24 gr).
2 litros de agua (cómo mínimo)
Toalla

Preparación:
Ponemos a calentar los dos litros de agua hasta que rompan a hervir. Se vierten las cantidades del orégano y eucalipto sobre un recipiente (una palangana pequeña es lo mejor) , se vierte también el agua y empezamos a hacer vahos. Nos tapamos la cabeza y respiramos los vapores intentando que no se salga mucho vapor.

Uso:
Lo ideal es hacerlo por la mañana y antes de acostarnos, como estaremos o habremos estado en posición horizontal, aunque al principio tosemos más, realmente estaremos ayudando a nuestro organismo a encontrarse mejor.

Las propiedades antioxidantes del orégano junto con la desinflamante del eucalipto y la humedad respirada, va a servirnos a expulsar mejor las mucosidades o alquitranes en caso de fumadores.

Quieres ver otro remedio para la tos de fumador ? ENLACE...

Dieta y tos. Alimentos que nos vendrán bien.

Hipócrates, uno de los primeros médicos de la medicina moderna occidental, dijo: que el alimento sea tu medicina. Se dio cuenta de que así como hay alimentos que son venenosos o nos producen daños en el cuerpo, otros en cambio nos sientan bien, nos curan de enfermedades. Y es que no hay que minimizar la importancia que tienen ciertos alimentos a la hora de curar, en este caso la tos.

En general debemos consumir alimentos de fácil digestión. Aquellos que para ser digeridos, no utilizan grandes cantidades de energía. Es mejor utilizar la energía de nuestro cuerpo centrada para expulsar las mucosidades.

Consuma una dieta rica en alimentos integrales, una dieta con muchas frutas y alimentos jugosos como verduras crudas.  Hay que destacar el caso de la uva... un buen expectorante.

También debes evitar los alimentos que producen mucosidad, como el azúcar, los alimentos salados lácteos y almidones. 

Algunos alimentos que van a venir fenomenal para la tos son: las uvas, la piña, la miel
y aunque no lo parezca, el chocolate (mejor más puro). El chocolate tiene un químico llamado teobromina que ha demostrado ser efectivo en la prevención de la tos.

Otros alimentos que vienen bien son aquellos que producen un efecto básico sobre el Ph. Algunos ya utilizados en los remedios vistos, y que no solo hemos utilizado por el tema del Ph, sino también por sus diversas propiedades para la tos son: El limón, propóleo, cebolla o ajo.

Para terminar, recordar que entre los hábitos alimenticios propuestos para eliminar la tos, hay uno muy importante y que a veces se olvida: Toma mucha agua, mínimo dos litros diarios.

El té verde para la tos.


El té verde, sin querer exagerar, es una de las plantas con mayores beneficios para nuestra salud que podemos encontrar. Combate el cáncer, infecciones intestinales, es hipoglucémico, reduce el colesterol "malo", retarda el envejecimiento, elimina el mal aliento, etc.

Y también podemos utilizarlo para remediar problemas de toses propias de infecciones, gripes o resfriados. De hecho, podemos encontrar té verde en muchas pastillas para la tos.

Algunas personas toman té con leche, otras con menta o hierbabuena, pero de los dos ejemplos, es mejor tomarlo con hierbabuena, ya que así despejaremos las fosas nasales y expulsaremos mejor las mucosidades. Si quieres pues, preveer o curar una gripe o resfriado aunque no te produzca tos, toma una infusión de té verde al día con un poco de azúcar moreno o miel de azahar.

Un vaso de leche caliente con miel.

Este es el típico remedio que seguro que todos conocemos y que con mucho cariño nos ofrecía nuestra abuela cuando antes de acostarnos, no hacíamos más que toser y toser.

La leche en sí, únicamente ayuda a hidratar la garganta y permitir el paso de las mucosidades, y al tomarla caliente, relaja y abre los bronquios. Por supuesto, si no te sienta bien la lactosa, si la leche te produce más mucosidad, hay que buscar un sustituto. Una infusión de manzanilla por ejemplo o agua con limón.

La miel es considerada un remedio eficaz, casero y natural, para aliviar la tos y dormir bien. Según últimos estudios, se ha descubierto que la miel es más eficaz para la tos en niños que el dextrometorfano, un componente muy importante en los jarabes más populares para la tos. Además, la miel tiene de bueno que en comparación con otros medicamentos para la tos, la miel no produce somnolencia ni otros efectos secundarios.

Este remedio, no se aconseja a niños menores de 12 meses ya que puede producir un tipo de infección que se llama bolutismo infantil.

Actualización 13/03/13: Nuevos estudios han demostrado que la leche no produce mucosidades. 

Chocolate para la tos.

Hace no mucho tiempo se descubrió a través de un estudio realizado por el Imperial College del Reino Unido, que comer chocolate es un remedio buenísimo (y sabroso) para los ataques de tos.

No solo es que cuando comemos chocolate salivamos y de esa manera aliviamos la irritación de garganta y tosemos menos, en el chocolate hay algo más. El chocolate está compuesto en cantidad variable de cacao. Los chocolates llamados puros (con un sabor un poco agrio) tienen un contenido mayor en cacao. En el cacao existe un componente llamado teobromina. Es precisamente esta sustancia la teobramina la que ha demostrado tener unos efectos beneficioso para calmar la tos.

Los expertos han comprobado que los tratamientos a base de teobramina eran más eficaces que los tratamientos convencionales a base de jarabes con codeína. Parece la teobramina tiene un efecto inhibidor del nervio vago , responsable de producir que tosamos.

Quizá, en pocos años, al acudir al médico, este nos recete comer un poco de chocolate al día. O sucede que inventan jarabes que en vez de codeína su principal principio activo sea la teobromina.

Una sopa o caldo de pollo.

Desde hace años, en las zonas rurales, cuando alguien se ponía enfermo y se veía afectado por una tos repetitiva, irritante e improductiva, se le ofrecía para comer una vez al día una buena sopa de pollo y una buena siesta. Y es que la sopa de pollo es anti-inflamatorio y alivia los síntomas de la tos. Es un remedio antiguo y tradicional pero no por el pollo en sí, sino por los ingredientes que añaden, ingredientes ya cocidos que desprenden fácilmente las vitaminas y minerales a nuestro cuerpo. Se incluye: cebolla, patata, zanahoria, apio y perejil, así como aves de corral.

Hace un par de años se llevó a cabo un estudio científico para comprobar el efecto de la sopa de pollo sobre la tos y, si era únicamente una creencia sin aplicación real. Los resultados confirmaron lo que las abuelas ya sabían.


  • Pues bien, la organización Consumer Report que han sido los autores del estudio han comprobado que:
  • Se ha comprobado que reduce los síntomas de resfriados y gripe.
  • El calor y vapores facilita la expulsión de las flemas.
  • Tiene un efecto relajante, antiinflamatorio y alivia la garganta.
  • Tomar más frecuentemente las sopas de pollo previene frente a futuros resfriados.

Jarabe de plantas varias.

Este es un jarabe casero con plantas que tienen una eficacia probada para remediar los problemas de la tos y que ya hemos utilizado anteriormente en otros remedios naturales para combatir la tos. En esta ocasión, vamos a utilizar una mezcla de ellas:

Ingredientes:

El anis: ya utilizado en otro remedio (ENLACE), un buen expectorante y antitusivo.
Efecto germicida de la manzanilla combate los gérmenes de la gripe y alivia la tos.
La tila que alivia  y combate la tos y lo clavos dulces.


 En una olla con agua ponga un poco de anís machacado, manzanilla, tilo (o tila) , clavos dulces y hiérvalo por 3 minutos. Deje reposar por 5 minutos y cuele. Agréguele una mezcla de miel de abeja y jugo de limón. Eche el jarabe en un envase de vidrio, tápelo y métalo a la nevera. Tome dos cucharadas, tres veces al día.

Un jarabe de jengibre, hierbabuena y eucalipto.


Este nuevo jarabe es uno de los más efectivos que he visto. Utiliza las propiedades de plantas utilizadas para problemas como bronquitis, tos improductiva y para los dolores de garganta y de pecho causados por una tos persistente.
Entre los ingredientes encontramos jengibre que alivia los dolores de garganta y del pecho, además de ayudarnos a expulsar mucosidades, a esto le añadimos la acción calmante y antiinflamatoria de la manzanilla. El eucalipto y la hierbabuena (o sino encuentras, menta)  también ayudan a expulsar las mucosidades y refrescan las vías respiratorias, reduciendo la irritación por una tos continuada.

Ingredientes:

1 litro de agua.

1 tronquito de jengibre

Una ramitas de manzanilla.

Hojitas de hierbabuena.

Hojitas de eucalipto.


Cómo preparar:

Ponga a calentar el agua y añada los ingredientes. Deje hervir por 5 minutos. Retire del fuego y cuele. Puede endulzar con miel de romero, tomillo u otra variedad.


Uso:

Tómelo a diario durante los episodios de tos.

Una infusión de Jengibre.

Esta raíz ha sido utilizada desde hace cientos de años por medicina tradicional china. Tiene un sin fin de propiedades y beneficios para la salud y, entre todos los beneficios, podemos destacar que es un gran aliado para aliviarnos de la tos, de dolores de garganta y además nos ayuda a expulsar las mucosidades. De hecho, últimas investigaciones hechas en China e India, han demostrado que el Jengibre también es bueno para luchar contra la gripe y reforzar el sistema inmunitario.

Es muy sencillo prepara la infusión de raíz de Jengibre, además podemos añadir miel y limón para que este remedio casero y natural sea lo más eficaz posible.

Necesitamos:

½ cucharadita de raíz de jengibre fresca pelada y machacada o rallada
1 rodaja de limón
½ cucharadita de miel natural

Preparación:
Vertemos en agua hirviendo el jengibre y el limón y dejamos hervir tapado unos 10’. Lo colamos y le añadimos la miel.


Tomamos tres veces al día, la primera infusión por la mañana en ayunas.

Otra forma de tomar Jengibre:

Se espolvorea con una pizca de sal en el jengibre fresco y mastique. La otra manera de hacer uso del jengibre es mediante la mezcla de media cucharadita de jengibre en polvo con una cucharadita de miel. Y luego comer. Se puede tener un sabor raro, pero si quieres curar la tos, puede que tenga que tenerlo.

La mostaza.

Existe la creencia que el aceite de mostaza, aplicado sobre el pecho con un ligero masaje facilita la expulsión de tóxicos y flemas cuando la tos va acompañada de secreciones. Y aunque científicamente no se ha intentado demostrar, lo cierto es que se utiliza desde hace cientos de años como remedio casero y natural para los males de gripes, tos, rinitis, congestiones del sistema respiratorio, y otras más aplicaciones.

Aunque podamos aplicar el aceite de mostaza, comprado directamente en una herboristería, también podemos utilizar un cataplasma hecho con harina de mostaza negra, que se aplican de forma tópica unos 20 minutos en la zona pectoral con una tela delgada. Para prepararlo, debe mezclar una cucharada de mostaza en polvo con cuatro cucharadas de harina. Algunas personas, añaden una clara de huevo a la mezcla.

Otra forma para  poder aplicar, sobre todo en las toses que cuesta la expulsión de las flemas, es echar en un baño caliente el mismo polvo de mostaza junto con las sales de baño. El agua debe estar caliente para que suelte los vapores que se deben respirar.

Orujo de cortezas de árbol.


La corteza del roble es muy buena para algunos males de nuestro cuerpo, pero es especialmente beneficiosa para aquellas afecciones del aparato respiratorio, ya sea por tos de fumador, por una bonquitis, tos ferina, etc. y lo mismo podríamos decir de la corteza de encina. Descongestiona y desinflama las vías respiratorias. Junto a las propiedades de las cortezas añadiremos las propiedades antisépticas y balsámicas del pino,   la ortiga y el romero que fluidifican las mucosidades y combaten la infección, en el caso de haberla.
Ingredientes
2 trocitos de corteza de roble
2 trocitos de corteza de encina
2 trocitos de corteza de pino
2 pizcas de ortiga
2 pizcas de romero
1,5 l de orujo

Preparación
Poner a fuego lento el orujo y añadir los trocitos de corteza. Tras 10 minutos, retirarlo del fuego, añadirle el romero y la ortiga y dejar reposar el resultado durante 24 horas. Por último, pasado ese tiempo, debe filtrarse.

Uso
Tomar 2 cucharadas del remedio con leche caliente, en ayunas y otras dos antes de acostarse, durante 40 días.

Un zumo para la bronquitis.

Un resfriado con una tos ligera, si no se cuida y se cura bien con tratamiento adecuado, puede derivar en una bronquitis. Pero respira tranquilo/a, ya que, con zumos como este, natural, casero y rico en vitamina A y C... te recuperarás mucho más pronto.

Ingredientes:
2 kiwis
1 cortada de melón

Preparación:
Se debe pelar la fruta, troceada y pasarla por la batidora o licuadora. Reserva unas rodajas de kiwi para decorar . Si usas la batidora, añade un poco de agua a la fruta. Multiplica los efectos de este zumo añadiéndoles unas ralladuras de jengibre, de gran acción expectorante.

Tratamiento:
Tómalo entre horas, a media mañana o a media tarde.


* Por cierto, para los fumadores que quieran mantener unos bronquios sanos, se debe tomar mucha vitamina A. Este remedio casero y natural les vendrá fenomenal.

Cúrcuma para la tos improductiva.

La raíz de esta planta tiene un alto poder expectorante que hace que se utilice para aliviar los pulmones cuando estamos resfriados, además de ayudar a eliminar la mucosidad bronquial y a abrir nuestras vías respiratorias. Es pues un buen remedio casero y natural para combatir la tos seca e improductiva.

Además alivia las molestias y los dolores de las bronquitis, laringitis y demás procesos inflamatorios causados por   infección o tos persistente.

Preparación:

Para preparar la receta se asa la raíz y después se pulveriza. Este polvo se debe tomar en dosis de tres gramos dos veces al día, por la mañana y la tarde. Puedes ponerlo en agua, leche, café u otra bebida.

El mejor jarabe para la tos.


Os voy a presentar el mejor jarabe, el mejor remedio casero y natural y que puede ser utilizado por personas mayores y por niños, para bronquitis, ataques de tos, tos improductiva, dolor de garganta, faringitis. Los ingredientes que vamos a necesitar contienen otros que ya hemos utilizado en otros remedio como la cebolla, la miel o el limón, la diferencia es que ahora van actuar todos juntos, añadiendo zanahoria, para preparar el jarabe.

INGREDIENTES.

1 CEBOLLA
1 ZANAHORIA
1 JUGO DE LIMÓN
6 CUCHARADAS DE MIEL.

PREPARACIÓN.
Cortar en trozos pequeños la zanahoria y la cebolla. Luego mezclar con el jugo de un limón y 6 cucharadas de miel.
Dejar macerar 12 horas.

USO.
Se debe tomar una cucharada cada dos horas.

Queréis ver el vídeo?



Tos crónica por la acidez estomacal.

Muchos casos de tos crónica y persistente que no se producen por problemas de infección, gripe, etc. se producen a causa de la acidez de estómago.

El reflujo gástrico que asciende hacia el cuello puede irritar, de forma continua, la garganta y las vías respiratorias altas, causando la tos.

Algunos remedios para la tos por reflujo estomacal:

La infusión de hibisco, de salvia o de regaliz son algunos de los remedios más adecuados para tratar este tipo de tos, de naturaleza seca y mejorar al mismo tiempo los problemas de la acidez.
Debes preparar la infusión empleando una cucharadita de la hierba seca por vaso de agua. Debes evitar infusiones de menta que, aun siendo digestivas, resecan las mucosas o las bebidas demasiado calientes.

Tos crónica y persistente.

Cuando desde hace tiempo no paramos de toser, con un carraspeo continuo que nos irrita la garganta, podemos echar mano de un remedio casero y natural a base de agrimonia.

Básicamente consiste en realizar gárgaras con una infusión de agrimonia, una planta antiinflamatoria y antiinfecciosa que mejora los problemas que produce la tos irritativa y el carraspeo.

Para preparar esta tisana se necesita 20 gramos de hojas secas de la agrimonia por cada litro de agua hirviendo. Podemos endulzar la infusión con una cucharada de miel de romero.

Hay que realizar las gárgaras tres veces al día, después de desayunar, comer y por último, después de cenar. Verás como notas una mejora y un alivio en la garganta. 

Almendras para tos con flemas.

Las almendras tienen propiedades antitusivas y espectorante. Propiedades que al extraerlas nos van a sevir para la tos con flemas cuando nos es difícil extraer las mucosidades.

Para hacer este remedio casero y natural debes dejar durante la noche las almendras en agua, no demasiada agua, apenas bañadas para se fácil quitarles la piel. Se deben sumergir entre siete y nueve almendras en una taza de agua por la noche, así a la mañana siguiente, le podrás retirar la piel y machacar las almendras hasta hacer una pasta con las almendras.

Agrega (si quieres) cucharadita de azúcar moreno o miel.

Una vez preparado debes tomarlo por la mañana y por las noches, hasta que desaparezca la tos.

Este remedio casero y natural te ayudara a librarse de la tos.

Por cierto, la almendra amarga es más eficaz que la almendra dulce en el tratamiento de la tos, si la amarga no está disponible, entonces utilice almendras dulces. Además, no es bueno tomar mucha almendra amarga ya que las almendras amargas contiene amigdalina, una sustancia que se convierte en un tóxico para las personas

Té pectoral.

El té pectoral es una selección de hierbas que se toman en forma de tisana y sirven para aliviar los síntomas de bronquitis, tos, mucosidades, gripes y resfriado.


Tomarlo no tiene complicación alguna, basta con hacer una infusión con este té antes de acostarse y, a lo largo de la noche verás como los síntomas van desapareciendo y descansas mejor. Para endulzar la tisana de té pectoral se le puede añadir una cucharadita de miel.

Además, es muy fácil de conseguir ya que se puede encontrar en farmacias o herboristerías. Entre las hierbas que componen el té encontramos: romero, eucalipto, cola de caballo, tomillo, etc... todas ellas con propiedades antitusígenas y antimucolíticas. 

Jarabe casero para la tos de repollo.

En muchos casos la tos es un síntoma de un proceso gripal, por eso, este cocktel multivitamínico utilizando el repollo nos ayudará a recuperarnos de la gripe y junto con el jarabe, también de repollo y miel nos aliviará la tos.

Ingredientes del licuado multivitamínico:

-150 g. de repollo (azufre, magnesio, potasio, calcio, vitaminas A, B1, B2)

-150 g. de naranja, pelada (potasio, vitamina C)

Se licuan todos los ingredientes y se toman tres veces al día.

Jarabe de repollo y miel.

2 lt de jugo de repollo.
2 kg de azúcar moreno de caña
50 g de azafrán
1 huevo
1/2 kg de miel de romero

Preparación del Jarabe de repollo: Mezclar bien el jugo y el azafrán.  Agregar la miel y el azúcar. Añadir el huevo y su cascara desmenuzada. Cocer hasta que no produzca espuma. Dejar enfriar y, luego, verter en frascos sin filtrar. Guardar en el frigorífico.

Forma de Tomarlo
Tomar una cucharada antes de cada comida.

Jarabe de Marrubio.

El Marrubio es una planta que crece en Europa, Asia y África. Esta planta tiene un sabor amargo y aunque es en toda la planta, son sus flores las que concentran mayor cantidad de principios activos necesarios para remediar los problemas de las afecciones respiratorias. De hecho, es tan bueno su carácter antitusivo que se incluye en los jarabes para la tos.

Para preparar esto, lo único que se necesita es:

2 cucharadas de marrubio hojas secas
0,5 litro de agua hirviendo

Vierta agua caliente sobre las hojas y dejar reposar durante 10 minutos. Luego mezclar 1,5  tazas de agua infundida con 3 cucharadas de miel. Que además de calmar la garganta, dará un sabor más agradable.

Instrucciones de uso: Tome 1 cucharadita cada 4 horas (durante las horas de vigilia). No tome más de 4 cucharaditas al día.

La mirra para la tos.

Uno de los reyes magos ofreció  como obsequio la mirra, una planta de sabor amargo y desagradable. ¿Por qué? Pues porque la mirra, aun teniendo un sabor amargo y desagradable, era uno de los pocos remedios caseros que tenían entonces (y ahora) para aliviar la tos.


La mirra es expectorante, limpia los bronquitis, es muy útil para la tos, catarros o resfriados.
Alivia la congestión y atenúa las inflamaciones de las mucosas nasales, estimula la respiración fluida.

Y puedes tomarla de dos formas:

1º- En infusión:Se vierte una cucharada en una taza de agua hirviendo y se deja reposar cinco minutos. Si son raíces, cortezas o semillas lo habitual es hervir cinco minutos.

2º- Aplicado sobre el pecho, dejar un tiempo macerar aceite y mirra y al día siguiente, echar una gotas sobre el pecho para que sus principios activos entren directamente por las fosas nasales.