La mostaza.

Existe la creencia que el aceite de mostaza, aplicado sobre el pecho con un ligero masaje facilita la expulsión de tóxicos y flemas cuando la tos va acompañada de secreciones. Y aunque científicamente no se ha intentado demostrar, lo cierto es que se utiliza desde hace cientos de años como remedio casero y natural para los males de gripes, tos, rinitis, congestiones del sistema respiratorio, y otras más aplicaciones.

Aunque podamos aplicar el aceite de mostaza, comprado directamente en una herboristería, también podemos utilizar un cataplasma hecho con harina de mostaza negra, que se aplican de forma tópica unos 20 minutos en la zona pectoral con una tela delgada. Para prepararlo, debe mezclar una cucharada de mostaza en polvo con cuatro cucharadas de harina. Algunas personas, añaden una clara de huevo a la mezcla.

Otra forma para  poder aplicar, sobre todo en las toses que cuesta la expulsión de las flemas, es echar en un baño caliente el mismo polvo de mostaza junto con las sales de baño. El agua debe estar caliente para que suelte los vapores que se deben respirar.

Orujo de cortezas de árbol.


La corteza del roble es muy buena para algunos males de nuestro cuerpo, pero es especialmente beneficiosa para aquellas afecciones del aparato respiratorio, ya sea por tos de fumador, por una bonquitis, tos ferina, etc. y lo mismo podríamos decir de la corteza de encina. Descongestiona y desinflama las vías respiratorias. Junto a las propiedades de las cortezas añadiremos las propiedades antisépticas y balsámicas del pino,   la ortiga y el romero que fluidifican las mucosidades y combaten la infección, en el caso de haberla.
Ingredientes
2 trocitos de corteza de roble
2 trocitos de corteza de encina
2 trocitos de corteza de pino
2 pizcas de ortiga
2 pizcas de romero
1,5 l de orujo

Preparación
Poner a fuego lento el orujo y añadir los trocitos de corteza. Tras 10 minutos, retirarlo del fuego, añadirle el romero y la ortiga y dejar reposar el resultado durante 24 horas. Por último, pasado ese tiempo, debe filtrarse.

Uso
Tomar 2 cucharadas del remedio con leche caliente, en ayunas y otras dos antes de acostarse, durante 40 días.

Un zumo para la bronquitis.

Un resfriado con una tos ligera, si no se cuida y se cura bien con tratamiento adecuado, puede derivar en una bronquitis. Pero respira tranquilo/a, ya que, con zumos como este, natural, casero y rico en vitamina A y C... te recuperarás mucho más pronto.

Ingredientes:
2 kiwis
1 cortada de melón

Preparación:
Se debe pelar la fruta, troceada y pasarla por la batidora o licuadora. Reserva unas rodajas de kiwi para decorar . Si usas la batidora, añade un poco de agua a la fruta. Multiplica los efectos de este zumo añadiéndoles unas ralladuras de jengibre, de gran acción expectorante.

Tratamiento:
Tómalo entre horas, a media mañana o a media tarde.


* Por cierto, para los fumadores que quieran mantener unos bronquios sanos, se debe tomar mucha vitamina A. Este remedio casero y natural les vendrá fenomenal.