Manzana con miel


Este es un remedio que se utiliza desde hace muchos de años y que calma la tos al instante. La manzana junto con la miel, son dos ingredientes que eliminan y combaten la irritación de garganta producida por mucosidades e infecciones de la parte alta de las vías respiratorias.

Para preparar el remedio se deben pelar dos manzanas y se cortan en rodajas más bien finas. Se colocan en un platito y se pone miel por encima. Se deja macerar 12 horas. Por ejemplo, puedes ponerla antes de acostarte y ya lo tienes preparado por la mañana.

Se debe comer un poco cada vez que tengamos un ataque de tos, tos ferina. Viene muy bien para aquellas toses que nos irritan la garganta. Por eso, también funciona para cuando queremos hablar en público y queremos una voz clara y que suene limpia.

Jarabe de patata para la tos.


En otro remedio, vimos que utilizamos la patata como cataplasma para combatir la tos y la garganta irritada, ENLACE. Ahora, vamos a utilizar la patata para preparar un remedio casero, natural y efectivo.

Este remedio es un sencillo remedio natural. Por eso, y en principio, pueden tomarlo todo el mundo, personas mayores y niños. Únicamente no debe tomarse aquellas personas que tengan el niveles altos de azúcar o estén afectados de diabetes, ya que vamos a utilizar azúcar (blaco o moreno) como ingrediente básico junto con la patata.

En un plato llano, cortamos en tiras una patata blanca y que habremos lavado bien anteriormente, las cortadas deben ser redondas. Se coloca en los bordes del plato para que vaya cayendo el zumo al centro. Una vez colocadas las rodajas, añadimos el azúcar espolvoreando sobre las patatas y muy poco en el centro del plato. Como ya hemos dicho, puede ser azúcar blanco, pero es mejor el moreno.

El jugo resultante, el zumo de la patata, es el jarabe en sí, y aliviará la irritación de la garganta y de las vías respiratorias en general.