Tos por alergia.

La tos alérgica es aquella que se produce por la reacción desproporcionada de nuestro cuerpo frente a alguna sustancia que produce una serie de respuestas en nuestro organismo. Cuando respiramos alguna sustancia alérgica, nuestro organismo empieza a toser como mecanismo de defensa y expulsión de estas sustancias que en principio puede ser inofensiva.

Lo principal para evitar este tipo de toses suele ser eliminar el alérgeno. Entre las sustancias alérgicas podemos encontrar el polen, el polvo, ácaros, pelo de animales, moho, humo del tabaco y en algunos casos la comida.
Mientras buscamos exactamente que nos produce la tos alérgica, puedes seguir estos sencillos consejos.

  • Beber mucha agua.
  • Cambiar la almohada con frecuencia.
  • Utilizar humidificador.
  • Puedes hacer baños de vapor, duchas calientes y respirar el vapor.
  • Si duermes con la cabeza levantada toserás menos.
  • Si tienes mascota, intenta que no entren en el dormitorio.
  • Puedes echar mano a jarabes antitusivos.
  • Es conveniente hacerse las pruebas alérgicas para detectar el alérgeno.
  • Si el alérgeno no se puede eliminar, se puede vacunar.
  • Utiliza remedios naturales que puedan ayudarte y que puedes encontrar en la web (como el del jarabe de cebolla)