BAÑOS TERAPÉUTICOS PARA LA TOS.


Si toses y toses  y no puedes expulsar las mucosidades, puedes echar mano al vapor. El vapor, puede ser perjudicial cuando sufrimos de asma o tenemos muy irritados los bronquios. Pero si no es el caso, y queremos expulsar las mucosidades, respirar el vapor en una habitación, nos facilitará en nuestro propósito.

Cuando salimos de la ducha y respiramos el vapor, la humedad que respiramos pude lubricar y fluidificar las mucosidades, facilitando la expulsión de esto. Hay que sumar que el mismo calor que respiramos y que nos aporta un baño caliente, hace que los bronquios se habrán, se dilaten y se faciliten el paso de los cuerpos extraños del pulmón.

Para ello, únicamente debemos llenar con agua caliente la bañera, y una vez llena, introducirnos en ella. Podemos echar sales u hojas de eucalipto o menta. Cerramos bien la puerta y las ventanas y permanecemos en la bañera 10 minutos. Si terminamos con una ducha fresca, movilizamos la circulación sanguínea y activamos la respiración, veréis que en ese momento podéis expulsar las mucosidades.

Advertencia. No realizar este remedio si estamos con fiebre, tenemos problemas cardíacos, de circulación, piel irritada, etc...

Curiosidad: Cuando la causa de la tos se debe a una infección, suele haber detrás una acidificación del cuerpo. Verter al baño las sales de baño, o simplemente echar sal marina, puede que ayude a alcalinizar la sangre... a depurarla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario