GÁRGARAS DE AGUA SALADA.

Un buen remedio natural y utilizado de forma popular desde hace años para aliviar los dolores de garganta es el agua salada. El agua salada ayuda a aliviar las molestias causadas por, aliviando la irritación y el dolor a través del efecto ósmosis.  Cuando la concentración de sal es superior fuera de las células en sus membranas mucosas, el agua fluye fuera de las células para equilibrar todo. Cuando el agua sale de las células, la hinchazón se cae, y el malestar se disminuye. Si usted tiene una tos que le sucede a venir junto con el tejido inflamado, este es un buen camino a seguir. También puede ayudar a desalojar cualquier flema que está pasando el rato y le permitirá expulsar fácilmente.

Necesitará…

-1 Cucharadita de sal 
-8 vaso de agua tibia

Direcciones

Mezcle la sal en el agua hasta que se disuelva completamente. Haga gárgaras durante 15 segundos, escupir, y repita con el resto del agua. Enjuague con agua corriente después.

BEBE MUCHOS LÍQUIDOS PARA LA TOS.

Que rondemos el 75% de agua, no es por casualidad. Las personas ancianas tienen un 60% de agua , en cambio, los bebés recién nacidos contienen más de un 80% de agua. Venimos del agua, la necesitamos, somos agua, y allí donde hay agua, hay vida. 

Probablemente, el consejo más útil, el remedio más eficaz, sea el de beber muchos líquidos cuando tenemos tos.

Bien en algunas infusiones o caldos que proponemos, o simplemente bebiendo agua ayudamos a nuestro cuerpo a eliminar las mucosidades de nuestro cuerpo. Mantenemos las membranas húmedas y aliviamos la irritación de estas.

Respirar los vapores de algunas hierbas, que emanan al colocarlos sobre agua caliente ayuda a que esa humedad entre directamente en el pulmón y se puedan desalojar las mucosidades adheridas a las paredes, además de ayudar con sus principios activos a combatir la infección.

De hecho, muchos expertos consideran que para casos de bronquitis, conviene revisar la prescripción de antibióticos, que no son necesarios y causan efectos secundarios, y sustituirlo por la ingesta de agua y analgésicos. Y según datos, solo con esto se reduce hasta un 10% la ingesta de los antibióticos.


Otros estudios afirman que beber más agua y dulce, combinado con suero salino para las fosas nasales taponada es: más efectivo e inocuo que los jarabes especiales para la tos.


Así que ya sabes, si tienes algún tipo de tos, sea ferina, improductiva, congestionada, irritativa, etc... puedes ancontrar un gran aliado aumentando la cantidad de líquidos que ingerimos.